"El Sol juega a un juego terrible con las grandes fachadas de piedra;

la roca que vive solamente por él, 

adquiere fugitivos colores que querríamos conservar,

mientras que el astro se escapa y cae en la trampa del horizonte.

Entonces, en las paredes aparece un silencio de abandono

y a continuación de misterio"

GASTON RÉBUFFAT. Alpinista


- PIEDRAS PRECIOSAS - 


Montañas mágicas